wifi74

Normalmente pensamos que la señal Wi-Fi se distribuye de forma radial y de una manera uniforme hasta que esta impacta contra algún objeto que la hace rebotar o la debilita y por eso nuestra señal Wi-Fi va perdiendo intensidad cuanto más lejos nos encontramos del router y más habitaciones ponemos entre él y nuestro móvil o portátil. Supongo que esa idea la tomamos prestada de la forma del logo que casi todo el mundo ha utilizado para las señales Wi-Fi, pero lo cierto es que no es así realmente.

En este video podemos ver representado en 3D como se distribuye una señal Wi-Fi en una habitación. Como vemos no lo hace de forma uniforme y tiende a crear puntos negros donde la señal es mucho más pobre e incluso puede que completamente nula. Esto se debe a un efecto que sucede cuando dos ondas con la misma frecuencia chocan entre sí, anulándose la una a la otra.

Después de ver este video podemos entender mejor porqué muchas veces aún estando en la misma habitación de nuestro router Wi-Fi y muy cerca de él la señal es muy débil y bajamos drásticamente nuestra velocidad de navegación.

La solución para este efecto es sencilla aunque en ocasiones un poco pesada, se trata de ir moviendo el router varios centímetros a un lado u otro e incluso subiendo y bajando su altura hasta que los puntos negros que se producen no coincidan con los lugares donde solemos ponernos a navegar con nuestro móvil, tablet o portátil.

Icons made by Rami McMin from www.flaticon.com             is licensed by CC BY 3.0